<$BlogRSDUrl$>

Cada mirada estrena el mundo

viernes, enero 27, 2006

Steve Kaufman




















MOZART

En el campo
el padre de un niño
le pide silencio
para que escuche hablar a Dios.

El niño acerca su oído
al tronco de un árbol
y el crujir de sus ramas
le hace escuchar un alma.

En el piano,
su quietud es sentir
el día y la noche,
siendo notas en el tiempo celeste
la lluvia, la hoja, la llama.

Ofrece su música a princesas y amantes,
a religiosos y sabios,
pero el corazón de los hombres
es su escritura
para el goce de un sol
que verán otros sabios,
otros amantes.

En años sabe que la flor
es una clave en la instauración de la belleza,
que la luz, en su esplendor,
es la cadencia del mar
que mueve el origen de toda melodía.

Va hacia el campo
y pide silencio a los vientos
para que el Divino
acerque su oído a su alma,
y Dios escucha un octavo día
en el canto terrenal de las distancias.
Y ve que esto es bueno.

Pero el encuentro
lo debilita, lo enferma.
Y calla.

Sólo Él,
El Celeste en su armonía,
lo acompaña en su ataúd,
ya vacío,
portador de llamas, hojas, lluvias.

¡Aleluya!

Dyma Ezban
México

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Directorio de Blog Blogarama - The Blog Directory Listed on Blogwise Blogs México  Bitacoras.com blog search directory Listed in LS Blogs Eu estou no Blog List Web Blog Pinging 
Service
directorio de weblogs. bitadir
Literature blogs Top Blogs

<!-- the ageless project -->

BlogRankings.com
Search this site powered by FreeFind

referer referrer referers referrers http_referer